Multimedia, Vídeos y películas — 1 enero, 2013 at 10:42

Carros de Fuego

by

Una película basada en los dos caminos clásicos del deportista de élite: el talento frente al esfuerzo

El filme muestra la historia contrapuesta de dos hombres que brillaron con luz propia en el atletismo por distintos motivos: por un lado, Eric Lidell, de profundas creencias religiosas y considerado todo un héroe en su Escocia natal por su enorme carisma y personalidad como deportista; y por otro, Harold Abrahams, un joven judío que estudia en la Universidad de Cambridge y que no se siente del todo apreciado por los ingleses. Ambos encuentran en la cita olímpica el triunfo que cambia para siempre su destino y que impulsa su bienestar personal.

Lidell es el talento. Un corredor que parece conseguir sus proezas sin esfuerzo y que piensa que ha sido elegido por Dios para darle medallas a su país. El oro que conquistó en los 400 metros da cuenta de su manera de correr: Lidell se exprimió durante la primera mitad, casi igualando los tiempos que solía firmar en 200. Y cuando todo el mundo pensaba que había dilapidado sus reservas e iba a desfondarse, siguió corriendo con el mismo empuje hasta la victoria.

Abrahams es el esfuerzo. Un hijo de judío que se siente rechazado por la Inglaterra cristiana. Mientras Lidell es el buen cristiano complaciente y querido por los niños, Abrahams es un personaje con un punto asocial. Un atleta que corre para demostrarse a sí mismo que es mejor que los demás, que se salta el protocolo de Cambridge para contratar al mejor entrenador disponible y se castiga el cuerpo con entrenamientos espartanos. Al contrario que Lidell, que se limita a sacar todas sus energías, Abrahams gana el oro en los 100 metros porque se ha estudiado, punto por punto, todas las maneras de arañar segundos.

Carros de Fuego fue producida por Dodi Al-Fayed y en otros países se llamó Carrozas de Fuego (Argentina y Perú), Momentos de Glória (Portugal), Momenti di Gloria (Italia) o Les Chariots de Feu (Francia y Canadá).

El tema central de ‘Chariots of Fire’, compuesto por Vangelis, es la canción más escuchada por los corredores en sus entrenamientos y suena en casi todos los eventos deportivos que se celebran en los cinco continentes, como una oda a la sangre, el sudor y las lágrimas que se derraman en las olimpiadas.

Director: Hugh Hudson
Guión: Colin Welland
Intérpretes: Ben Cross, Ian Charleson, Nigel Havers, Cheryl Campbell, Alice Krige, Ian Holm,John Gielgud, Lindsay Anderson, Brad Davis, Dennis Christopher, Nigel Davenport, Peter Egan, Patrick Magee y Kenneth Branagh
Música: Vangelis
Fotografía: David Watkin
Título en VO: Chariots of Fire
País: Gran Bretaña
Año: 1981

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.