Atletas de leyenda, Historia — 20 marzo, 2013 at 22:15

Pietro Mennea: la flecha del sur

by

Pietro Mennea (Barletta, 28 de junio 1952 – Roma, 21 de marzo 2013) 

Pietro Mennea ha sido uno de los mejores sprinters blancos de la historia del atletismo y aún hoy sigue siendo el mejor atleta de esta raza en el doble hectómetro, además de plusmarquista europeo. Apodado ‘la flecha del sur’, Mennea batió el récord mundial de 200 metros el 12 de septiembre de 1979, en México DF, en la final de la Universiada. Con 19.72 relegaba a la historia los 19.83 que el estadounidense Tommie Smith había logrado en los Juegos Olímpicos de 1968, disputados también en la capital azteca. “Sólo deseo que mi plusmarca dure tanto como la de Tommie”, dijo Mennea después de su proeza. La de Smith duró casi once años y la del italiano aguantó más, casi 17, hasta que el también norteamericano Michael Johnson se la arrebató con 19.66 el 23 de junio de 1996, en Atlanta, durante los Trials olímpicos. Sólo siete atletas han conseguido mejorar la marca de Mennea desde 1979, siendo el jamaicano Usain Bolt el ‘recordman’ actual, con 19:30. Hasta hace poco, era poseedor de otro récord, el de los 150 metros lisos que consiguió en 1983, con 14.8. Bolt lo tiene ahora fijado en 14.35.

Fue campeón olímpico en los Juegos de Moscú 1980, en dura competencia con el británico Allan Wells, que dominó casi hasta el final, pero que terminó sucumbiendo a la mayor resistencia a la velocidad del italiano. En la capital soviética ganó también el bronce en el relevo 4×400 metros. En su primera comparecencia olímpica (Múnich 1972) obtuvo, con sólo 20 años, la medalla de bronce por detrás del ucraniano (entonces soviético) Valeriy Borzov y del estadounidense Larry Black. Cuatro años después, en Montreal, terminó cuarto, batido por el jamaicano Donald Quarrie y los norteamericanos Millard Hampton y Dwayne Evans. En los Juegos de Los Ángeles 1984, con 32 años, todavía fue capaz de clasificarse séptimo, en una carrera en la que venció Carl Lewis.

En el Campeonato del Mundo de Helsinki 1983 ganó la medalla de bronce en los 200 metros y la plata en el relevo 4×100. En los Europeos: fue bronce en el relevo 4×100 de Helsinki 1971; oro en el 200 y plata en el 100 y en el relevo 4×100 en los de Roma 1974 y en los de Praga 1978 ganó el título en el 100 y el 200 metros lisos.

En el hectómetro estuvo a punto de convertirse en el primer atleta blanco en bajar de los diez segundos, pero se quedó en 10.01 en las pruebas que precedieron en México a la Universiada de 1979. En 200, sus 19.72 siguen siendo el mejor registro para un atleta blanco (por delante del francés Christophe Lemaitre, 19.80 en 2011) y continúa en lo más alto de las listas europeas de todos los tiempos. Además, esos míticos 19.72 le colocan aún como el noveno mejor atleta en el ranking de todos los tiempos.

Se retiró tras los Juegos de Seúl 1988 y se dedicó a la abogacía y también entró en política con el centroizquierda, siendo incluso elegido eurodiputado. Antes de la enfermedad, que acabó con su vida, ejerció como profesor de Derecho en la universidad Gabriele d’Annunzio de Pescara y, a finales de los 90, fue director deportivo de la Salernitana, equipo de fútbol italiano.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *