Moscú 2013, Noticias — 17 agosto, 2013 at 17:59

El ugandes Stephen Kiprotich, campeón del mundo de maratón

by

Kiprotich maratón Cto. del Mundo Moscú 2013. Foto AP

Javi Guerra acaba decimoquinto (primer europeo), con 2h:14:33, y Lamdassem se retiró tras aguantar 30 kilómetros con los de cabeza

En un estadio casi vacío, setenta corredores tomaron la salida a las 15.30 horas, con 23 grados un 49 por ciento de humedad, en un recorrido entre el parque Olímpico y la Plaza Roja, protegido por fuertes medidas de seguridad tras los atentados de Boston. La ‘batalla’ para hacerse con el trono mundial de maratón entre Kenia y Etiopía acababa de empezar.

Los kenianos, con la ausencia por lesión de Abel Kirui, vencedor de dos de los tres últimos títulos, confiaba su suerte a Bernard Koech, que en enero corrió en 2h:04:53 en Dubai y luego ganó la media maratón de Lisboa en 59:54. Sin embargo, al final no logró meter a ningún corredor entre los ocho mejores. Los etíopes, que no ganan un título mundial de maratón desde que Gezahegne Abera consiguiera el título en Edmonton 2001, confiaban en Tsegay Kebede, que este año que logró su segundo triunfo en la maratón de Londres y encabezaba la nómina por marcas personales con 2h:04:38.

Maratón Cto. del Mundo Moscú 2013. Foto EFEEl primer atleta en lanzar la carrera fue el brasileño Solonei da Silva pero enseguida le atrapó Tadese Tola y el pelotón se reagrupó al paso por el kilómetro 5, en 15:53. Tola pasó por el kilómetro 10 en 31:22, siete segundos por delante de los favoritos, incluido el campeón olímpico Kiprotich, al que no le dejaban escaparse. Lamdassem pasó decimoséptimo, a diez segundos, y Javi Guerra, más conservador en su primer Mundial, en el 44, a veintitrés. Los kenianos redujeron a Tola, el más corpulento, y la calma regresó al grupo delantero, reducido a una veintena. Eran todos africanos excepto el japonés Kentar Nakamoto y Ayad Lamdassem, que juntos pasaron por el kilómetro 15 en 46:39.

El primer grupo cubrió los 20 kilómetros en 1h:01:49 y la media maratón en 1h:05:13. Nakamoto, Lamdassem y da Silva eran los únicos no africanos en la avanzadilla de veinte. Javi Guerra estaba en el puesto 31, a 1:26 de la cabeza. Lamdassem comenzó a quedarse descolgado del grupo delantero antes de pasar el 30 (1h:32:35). Kiprotich desencadenó un cambio a partir de ahí. Un fuerte tirón le dejó arriba con Tola, Some y Lelisa Desisa, líder del año con su marca ganadora en Dubai (2h:04:45), aunque luego se incorporó Kebede y más tarde Nakamoto. El sexteto que se iba a repartir las medallas pasó por el kilómetro 35 en 1h:48:00. Kiprotich apuró el ritmo a partir de ahí y sólo Desisa y Tola recogieron el guante. Ya estaba seleccionado el podio, faltaba el reparto de metales.

En el kilómetro 40 (2h:03:23), Kiprotich volvió a la carga y ya se quedó a solas con Desisa, a la entrada del Parque Olímpico, donde zigzaguearon como ciclistas en el último kilómetro, hasta que Desisa se rindió. Kiprotich reventó a su compañero de fuga y pudo disfrutar de una vuelta apoteósica en el estadio, dando a Uganda el primer título mundial y la primera medalla en campeonatos del mundo, con un tiempo de 2h:09:51, 21 segundos por delante de Desisa. Otro etíope, Tadesse Tola, que había hecho la mayor parte del trabajo durante toda la carrera, obtuvo la medalla de bronce como recompensa, con 2h:10:23.

Javi Guerra maratón Cto. del Mundo Moscú 2013. Foto EFEPara los dos atletas españoles en liza, la carrera tuvo un sabor agridulce. Ayad Lamdassem fue al ritmo del grupo de los mejores, siempre entre los quince primeros (llegó a estar en el puesto 13), hasta que abandonó en el kilómetro 30, después de un principio de mareo. Pero tras Lamdassem llegaba con fuerza el campeón de España Javier Guerra. El pupilo de Antonio Serrano realizó una carrera en progresión, de menos a más, que acabó dándole un meritorio decimoquinto puesto, primero de todos los europeos, con 2h:14:33.

Tras la carrera, el segoviano se mostraba muy contento con su actuación y explicaba cuál había sido su táctica:

“He corrido con mucha cabeza. No hacía demasiado calor, pero sí bastante humedad, íbamos siempre al lado del río y tampoco se trataba de responder a cada tirón, sino de ir en progresión para ir recogiendo gente. Después del kilómetro 30, he encontrado al americano Jeff Eggleston, y nos hemos coordinado a un buen ritmo que nos ha permitido ir adelantando gente”

Javi Guerra

Gracias al puesto conseguido, Guerra ya tiene plaza para competir en el próximo Campeonato de Europa de Zúrich y anticipó que:

“El año que viene se puede intentar conseguir una medalla. Ser el primer europeo aquí es como si la hubiera conseguido. Ahora me está viniendo la bajada física, pero todo lo doy por bien empleado; ya sólo me toca disfrutar de las últimas horas del Mundial”

Javi Guerra

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.