Pruebas populares — 11 octubre, 2014 at 20:52

Spartathlon: tras las huellas de Filípides

by

Leonidas Spartathlon

El origen

La batalla de Maratón en el año 490 a.C. constituye un hito y un punto de partida en la historia de la civilización. La genialidad de Milcíades y la abnegación de sus soldados hizo que las hordas persas huyeran, rescatando así a Atenas y al helenismo, de la subyugación ante los invasores bárbaros. Los efectos de la victoria en las llanuras de Maratón siguen influyendo en el presente. Fue la primera victoria contra el dominio asiático en Europa y un suceso de enorme transcendencia, ya que debido a esta victoria, Atenas fue capaz de proseguir su camino en busca de la sabiduría y la perfección, y legar los beneficios de sus conocimientos, las artes y sus virtudes al resto de la humanidad.

Recorrido Spartatlon
246 kilómetros separan Atenas de Esparta.

El gran historiador griego Heródoto, en su obra ‘Los nueve libros de la historia’, cuenta que, el general Milcíades ordenó a un mensajero llamado Filípides, a que llevase un mensaje desde Atenas hasta Esparta para solicitar ayuda, ya que el ejército de Jerjes se encontraba muy cerca de Maratón. Según cuenta esta narración, Filípides recorrió en 36 horas los 246 kilómetros que separan ambas ciudades para llevar la noticia.

Dos mil quinientos años después de esa batalla histórica, un evento deportivo, inseparablemente relacionado con él, nació en Grecia.

Los pioneros 

La idea de su creación pertenece al irlandés John Foden; un coronel de la RAF, amante y estudioso de la historia griega y corredor de larga distancia, tras leer la narración de Heródoto respecto a Filípides.

Desconcertado, se preguntó si realmente el hombre moderno podría cubrir la distancia entre Atenas y Esparta, es decir, 246 kilómetros, en poco más de 36 horas. Pensó que la única manera de averiguarlo era comprobándolo sobre el terreno, y junto a sus compañeros de la RAF, John Scholten y John McCarthy, planificaron la carrera en la fecha y de la forma más fidedigna posible a la narración de Heródoto.

Los fundadores de la Spartathlon, en la edición de 1982
Los tres ‘Johnes’, fundadores de la Spartathlon.

Así, el 8 de octubre de 1982 los tres comenzaron su aventura para comprobar, ‘in situ’, si la gesta de Filípides se podía llevar a cabo. Al día siguiente, Scholten llegó a los pies de la estatua de Leónidas en Esparta, tras haber corrido durante 35 horas y media. El coronel Foden lo hacía media hora después y, por último, McCarthy llegó a la meta en menos de 40 horas. El equipo británico demostró que Heródoto estaba en lo cierto.

Tras el enorme éxito que supuso este primer intento, Folden pensó  en organizar una carrera, que atrajera a Grecia a corredores de larga distancia para emular al mensajero griego. Sin duda, el contexto histórico de la prueba, estrechamente relacionado con la idea olímpica, produjo un entusiasmo sin precedentes entre un gran número de corredores de todo el mundo.

Spartathlon
La salida está situada en el Partenón de Perícles.

La primera edición de la Internacional Spartathlon se organizó en 1983, con la presencia de 45 corredores de 12 países, incluido Grecia. El éxito de la prueba y la alta participación fueron decisivos para su futuro y desarrollo. Así, en 1984 se creó la ‘Asociación Internacional Spartathlon’ (ISA). Desde entonces, la ISA ha organizado la carrera a finales del mes de septiembre ya que, según Heródoto, Filípides partió hacia Esparta en esa época del año.

El renacimiento de una página de la historia griega antigua se establece ahora como uno de los más famosos eventos deportivos en todo el mundo. Grandes corredores llegan cada año a Atenas desde Australia, Japón, Canadá y los EE.UU., incluyendo, por supuesto, la mayoría de los países europeos. Todos ellos se sienten atraídos por la singularidad y la dificultad de la carrera, así como la modestia y el respeto de los ideales atléticos impuestos por esta mítica prueba.

La carrera

Descrita como una de las carreras más duras del mundo, la Spartathlon atraviesa siete ciudades y discurre sobre asfalto y caminos fangosos (a menudo llueve durante la carrera), atraviesa viñedos y olivares, trepa por laderas empinadas y, lo más duro de todo, lleva a los corredores hasta los 1.200 metros de ascenso y descenso del Monte Parthenio en la oscuridad de la noche. Esta montaña, cubierta de rocas y arbustos, es el lugar en el que se dice que Filípides se reunió con el dios Pan, y en los 2.500 años que separan este hecho de la actualidad, ha permanecido ajena a los impactos producidos por la mano del hombre y ni siquiera hay rutas marcadas para alcanzar su cima. Por todo ello, su dureza hace que, a lo sumo, sólo un tercio de los corredores que salen de Atenas consiguen llegar a Esparta.

Spartathlon-02
La meta está situada a los pies de la estatua de Leónidas.

La meta de todos los participantes es acabar la carrera en el plazo de 36 horas, ese es el objetivo principal, y los que logran alcanzar Esparta tienen problemas para encontrar las palabras para describir sus sentimientos. La Spartathlon tiene que ser vivida, pues se trata de una experiencia muy personal que muchos deportistas sueñan con poder realizar.

Agitados por la idea de ser unos modernos Filípides, los participantes entrenan durante años para prepararse, tanto física como mentalmente para estar a la altura de las demandas de esta épica carrera.

Lizzy Hawker recordwoman Spartathlon 2012
Los participantes beben el agua sagrada del río Eurotas.

Una prueba que no se parece en nada al resto de competiciones que se realizan en el mundo. No hay premios en metálico y no tiene la habitual meta con la cinta tradicional, sino que se considera que un corredor ha terminado cuando toca la estatua del rey que lideró a los 300 espartanos que lucharon contra el ejercito persa.

Todos los participantes son tratados por igual, y al llegar a meta se les ofrece un cuenco con agua procedente del sagrado río Eurotas y se les corona con una rama de olivo y un friso, para finalmente recibir la pesada medalla que les acredita como ‘finisher’ de una de las carreras más bellas del mundo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.