Historia, ¿Sabías que...? — 11 septiembre, 2015 at 19:50

El secreto que escondía la bicicleta de Gino Bartali

by

Gino Bartali

El gran ciclista italiano ayudó a salir del país a más de 800 judíos perseguidos durante la Segunda Guerra Mundial

En los años previos y posteriores a la II Guerra Mundial (1939-1945), el florentino Gino Bartali conquistó tres Giros y dos ediciones del Tour que le convirtieron en uno de los mayores héroes del deporte italiano y en imagen, involuntaria, del régimen fascista de Mussolini. Por todo ello, nadie podía imaginar que mientras se entrenaba por las carreteras secundarias de su Toscana natal, ayudaba clandestinamente a salvar la vida de cientos de judíos.

Perseguidos por los nazis, llegaron a Italia cerca de 15.000 hebreos que encontraron refugio en conventos, colegios o comunidades religiosas pero, al poco tiempo, también se les comenzó a perseguir. El cardenal Elia Angelo Dalla Costa, alertado ante las deportaciones que se estaban llevando a cabo en el país, pidió ayuda a Bartali, escudado en que nadie sospecharía de un deportista famoso como él. El bravo ciclista italiano tenía aún una larga carrera profesional por delante, y aunque la policía fascista hubiese tenido sospechas respecto a su implicación en alguna oscura misión, nunca se habrían atrevido a detener a un héroe nacional.

Bartali aceptó, pese a saber que sería fusilado si era descubierto, y durante el bienio negro de 1943 y 1944 participó en una red clandestina de resistentes, que salvó la vida de más de 800 judíos que corrían el riesgo de ser deportados a campos de concentración. Ocultos en el cuadro de su bicicleta, transportaba las fotos y los papeles necesarios para fabricar los documentos de identidad falsos. Casi a diario, recorría la distancia que separa la estación de Terontola-Cortona del pueblo de Asís, hasta llegar a un convento en cuya imprenta secreta se podían imprimir pasaportes y salvoconductos. Otras veces, servía de guía indicando a los fugitivos los caminos más seguros para llegar a un determinado lugar. Si alguna patrulla lo detenía, no se dejaba intimidar: “Me estoy entrenando”, solía decir, y seguía su camino.

Gino Bartali reparando una rueda
Gino Bartali reparando una rueda.

Bartali nunca quiso que este capitulo de su vida saliera a la luz, incluso ordenó a su hijo que lo mantuviera en secreto con siete palabras: “El bien se hace, no se dice”. Por ello esta historia estuvo oculta hasta que, tras su muerte en 2000, se encontró información al respecto en varios cuadernos de apuntes de Giorgio Nissim, un judío que vivía en la Toscana y que fue el cerebro de esta operación.

Este gesto heroico fue recompensado en 2006 por la República Italiana, que le concedió la medalla al valor civil a título póstumo; en 2013 el Estado de Israel lo premió con la distinción de ‘Justo entre las Naciones’.

“Yo quiero que me recuerden por mis logros deportivos. Los héroes reales son otros, aquellos que sufrieron en su alma, su corazón, su espíritu, su mente, por sus seres queridos. Ellos son los héroes reales. Yo soy sólo un ciclista”

Gino Bartali

Como ‘Ginettaccio’ quería que lo recordaran por sus logros deportivos y no por su heroica acción, ahí va su extenso palmares:

Gino Bartali-01_01
Gino Bartali.

2 Tour de Francia (1938-1948)

3 Giro de Italia (1936-1937-1946)
2 Vueltas a Suiza (1946-1947)
12 etapas del Tour de Francia
17 etapas del Giro de Italia
6 etapas de la Vuelta a Suiza
4 Campeonatos de Italia (1935-1937-1940-1952)
1 Vuelta a los Países Bajos (1935)
1 Giro a la Romandía (1949)
4 Milán-San Remo (1939-1949-1947-1950)
3 Vueltas a la Lombardía (1936-1939-1940)
5 Vueltas a la Toscana (1939-1940-1948-1950-1953)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *